Manolo Mesa: el vecino más ilustre de San Roque

Enviar este artículo   Imprimir   Post2PDF

Archivado en Trayectorias



Manolo Mesa: el vecino más ilustre de San Roque

Cuentan los más viejos del lugar que había en el Sporting en los setenta un ojeador con una especie de talento innato a la hora de descubrir futbolistas anónimos. Se llamaba Enrique Casas y está considerado por muchos como uno de las personalidades más importantes del fútbol asturiano de la segunda mitad del siglo XX. Este señor, fallecido hace unos años y que por desgracia no dejó escrito un ‘manual del buen secretario técnico’ o similar que tan bien les vendría a algunos, fue el principal responsable de algunos de los fichajes más importantes del club rojiblanco durante aquella época, como Enzo Ferrero, Killer o Joaquín. En el verano de 1975, Casas se fue de Asturias con unos billetes en la cartera en busca de refuerzos y se trajo a Gijón a un chaval gaditano con una contextura física un tanto extraña que respondía al nombre de Mesa. Probablemente, si le hubieran dicho a don Enrique en qué se iba a convertir su fichaje no se lo hubiera creído.

El ‘Quillo’ se convirtió en ‘Siete Pulmones’

Manolo Mesa (San Roque, 1952) llegó al Sporting con 22 años procedente de la Balompédica Linense, tras un pequeño culebrón entre el conjunto rojiblanco y el Betis acerca de los derechos del jugador. Nada más aterrizar en el equipo, sus compañeros de vestuario lo apodaron el ‘Quillo’ por su marcado acento andaluz, pero aquel joven Mesa, delgadísimo y con el pelo corto, distaba aún mucho de ser el Mesa ancho de hombros y melenudo que años más tarde terminaría maravillando a la afición sportinguista con su fútbol vertical y sus largas y profundas cabalgadas por la banda.

Durante sus dos primeras temporadas en el Sporting, Vicente Miera no encontraba sitio para él en el centro del campo y su participación fue poco más que testimonial; hasta que un día, en un partido en Valencia, Uría se lesionó y Mesa dio todo un recital cuando entró a suplirle. Desde entonces, el futbolista gaditano pasó a ser un habitual en las alineaciones y una de las piezas clave del equipo, jugando tanto en el centro del campo como en la banda. El ´Quillo’ se había convertido en ’Siete Pulmones’ y no pararía de maravillar a la grada de El Molinón durante diez años imposibles de resumir en unas líneas. En total, Mesa permaneció doce temporadas en el Sporting, durante las cuales disputó 311 partidos de Liga, anotó 34 goles y participó nada menos que en cuatro ocasiones en la Copa de la UEFA, entre otros muchos logros. Lamentablemente, su buen rendimiento en el equipo no se vio reconocido en la Selección Española, donde solamente disputó dos partidos. Varias inoportunas lesiones le impidieron una mayor continuidad con el combinado nacional y le privaron de estar en el Mundial´82 celebrado en España.

En junio de 1987, camino de los 34 años, Mesa concluyó su contrato y abandonó el Sporting. Algunos de sus compañeros de vestuario trataron de convencer a los dirigentes rojiblancos de que reconsideraran la situación y le ofrecieran renovar su compromiso, pero desde el club prefirieron hacer oídos sordos. El centrocampista andaluz se fue entonces al Murcia, aunque en mitad de la pretemporada decidió abandonar el equipo al no encontrarse a gusto y fichó por el Xerez, mucho más cerca de su siempre añorado San Roque. Cinco años después, en la temporada 91-92, Mesa colgaría las botas en las filas de la Balompédica Linense, el mismo equipo en el que don Enrique Casas lo había descubierto para el sportinguismo y para el fútbol nacional muchos años antes.

No olvida al Sporting

Hoy, más de una década después de su retirada, Manolo Mesa vive en su San Roque natal, donde compagina su labor como coordinador en el Patronato Deportivo Municipal con la de entrenar al equipo de la localidad. Desde allí, el legendario centrocampista rojiblanco no olvida a su Sporting, tal y como demostró en una entrevista concedida a La Voz de Asturias hace unos años: “El Sporting ha sido toda mi vida y es mi primer equipo. En él coseché los mayores logros, si es que conseguimos alguno, y donde me realice como futbolista al cien por cien. Jugué muchos partidos, muchas competiciones, dos finales de la Copa del Rey, un subcampeonato… Hicimos bastante en aquella época”. Bendita época. Quién la pillara de nuevo…

GOLES DE MANOLO MESA EN EL SPORTING

Imagen de previsualización de YouTube

Fuentes: 100 años del Real Sporting de Gijón, Un siglo del Sporting, El libro del Sporting, La Voz de Asturias, Diario Área

10 COMENTARIOS A ESTA ENTRADA

  1. Pablo GPablo G dijo:

    Un ilustre, una pena que algunos solo le hayamos visto en contados resumenes. saludos y sugue así con esta web

  2. garbanzu negrugarbanzu negru dijo:

    En pie por favor..!

  3. PinPin dijo:

    ¡Cómo vibraba la grada con tus galopadas! ¡Qué tiempos aquellos!

  4. DuardoDuardo dijo:

    Tiene una peña en el fondo norte y estuvieron con el esta temporada cuando fueron a Cadiz

  5. Xosé NelXosé Nel dijo:

    Yo vivía en el barrio de la Arena, Mesa tambien. Por las tardes él iba a esperar a sus hijos al autobús del colegio, que tenía la parada en la calle Manso. Era tranquilo, con aspecto de una gran persona, callado. A mi me sorprendía verlo hacer una cosa tan normal como esperar a sus hijos el lunes, por ejemplo, habiendo sido aplaudido y viroteado el día anterior en el Molinón. Para mi era una maquina jugando, trabajador, con calidad, con vista, pensando siempre en los compañeros, sin egoismos. La directiva lo dejó marchar por no darle cuatro pesetas más y con él se fue la mejor época del Sporting. Mesa, te echamos de menos en el campo y en Asturias; no tengo el gusto de conocerte personalmente, pero para mí fuiste de lo mejor que tuvo el Sporting, gracias por las tardes que nos dejaste disfrutar de tu futbol. Que Dios te de una larga vida y que la vivas con tu familia felizmente.

  6. Andres AlmidaAndres Almida dijo:

    Soy Andres Almida y yo he jugado con Manolo Mesa un partido de futbol sala en La Linea de la Concepcion con el Burbujas Regalos contra el entonces campeon de España Panaderia Virgili.
    Es un hombre con muxa clase tanto a la ora de jugar como de ser persona, yo he tenido esa gran suerte de poder jugar a su lado o el al mio jajajjajajaj. Un saludo para Manolo Mesa.

  7. Diego Jesús de los RíosDiego Jesús de los Ríos dijo:

    A mis 44 años, hoy me he sentido futbolista jugando una partido en San Roque, donde estaba Manolo Mesa en el campo. Sigue estando en plena forma, toque, fuerza, compañerismo… Que gran tipo y que gran futbolista. Todo un ejemplo. Gracias, Manolo. Ha sido un verdadero placer….

  8. Roque SanRoque San dijo:

    Yo tengo la suerte de haberle visto jugar, y ahora me apunto a las pachangas que jugamos los lunes. No os podeis imaginar lo que se aprende jugando al lado de Manolo. Buen futbolista y BUENA PERSONA. Nos maravilla a los que tenemos la suerte de jugar con él cada semana.

  9. Miguel LlaneraMiguel Llanera dijo:

    Como le echamos de menos en Gijón al gran Mesa,es una leyenda entre la aficion del Sporting,quien pudiera viajar en el tiempo para volver a ver jugar a aquel equipo de ensueño.

  10. Iñigo IñiguezIñigo Iñiguez dijo:

    No había jugador como él en el centro del campo. Junto a sus compañeros hizo que los sueños de los aficionados sportinguistas se hicieran realidad. Nunca disfrutamos tanto como en aquellos años. Castro, Cundi, Ciriaco, Mesa, Ferrero y el más grande: QUINI.

Participa en Yo jugué en el Sporting dejando un comentario: